Guarderías Infantiles

Todo Proyecto o Diseño de interiores tiene que estar basado, según mi opinión, en tres elementos indispensables: la función que ha de realizar, los medios que disponemos para realizarla y la morfología donde habremos de realizarla. Es por eso que no siempre resulta sencillo encajar una actividad concreta en el lugar que hemos decidido para ejecutarla, o, simplemente, el lugar que tenemos. Son muchos los profesionales que aconsejan siempre buscar el inmueble adecuado para la actividad, y, de hecho, es lo más adecuado, pero no siempre es posible y muchas veces para poder optar a un negocio propio debemos utilizar el local más cercano, el más económico o el único existente en la zona. Es por tanto imprescindible que el técnico redactor del Proyecto de Actividad tenga la suficiente imaginación y versatilidad para adaptar y combinar los tres elementos anteriormente descritos: función, medios y morfología.

Una Guardería Infantil debe estar enclavada en un núcleo urbano consolidado o en proceso de consolidación, también podría estar en una zona rural donde haya bastantes vecinos con niños en esa edad, siempre que el inmueble esté en un radio de acción cómodo para los potenciales clientes, o se les pueda dar opciones extraordinarias: juegos en la naturaleza, horarios más flexibles, actividades para adultos en zonas aledañas o, incluso, actividades de interacción entre adultos y preescolares…

Una vez ubicado el inmueble deberemos mirar la Normativa Municipal y la de aplicación. Por ejemplo en Canarias deberemos mirar el real decreto 101/1990 de 7 de junio por el que se regulan las condiciones higiénico-sanitarias de las guarderías infantiles y el real decreto 151/2007 de 24 de mayo, por el que se modifica parcialmente el anterior decreto,  examinar también el Decreto 201/2008, de 30 de septiembre, por el que se establecen los contenidos educativos y los requisitos de los centros que imparten el primer ciclo de Educación Infantil en la Comunidad Autónoma de Canarias y por supuesto, será indispensable mirar también el Código Técnico de la Edificación y la Ley de Accesibilidad Canaria (anexos).


Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el inmueble donde se realice la guardería deberá estar en planta baja o en planta primera y dentro de un edificio destinado a dicha actividad únicamente o con fines escolares. También se podrá ubicar la guardería en un local comercial dentro de un edificio destinado a viviendas (se dará sobretodo en entornos urbanos).

El órgano encargado de realizar los controles higiénico-sanitarios será la Dirección Territorial de la Salud, y a él deberemos entregar la documentación que nos indica: titularidad o disposición del inmueble, planos y especificaciones técnicas, certificado de un técnico colegiado, memoria descriptiva de servicios que prestará, plazas clasificadas por edades y horarios de prestación de servicios, relación del personal y su titulación y licencia de obras del ayuntamiento donde radique el centro.
Una vez formalizada la solicitud ante dicha Dirección General y transcurrido un plazo de 2 meses sin que ésta se haya manifestado podremos abrir el centro, si pusieran alguna pega o falta tendríamos que subsanarla y solicitar de nuevo la apertura del centro.

Instalaciones:

La construcción y el diseño de las instalaciones de las guarderías infantiles no representarán riesgo para la salud y seguridad de los niños y estarán en buen estado de conservación y limpieza.

No existirán barreras arquitectónicas que imposibiliten o dificulten el acceso a los disminuidos físicos o sensoriales, esto, por norma, ya deberíamos tenerla los técnicos grabada a fuego para cualquier proyecto, aunque la ley nos permite licencias en determinados casos… Aunque éste NO es uno de ellos.

Las aulas deberán tener las siguientes características:

-         - Altura mínima de 2,50 metros al techo.
-         - Superficie mínima de 1,50 metros cuadrados por niño.
-         - La forma de la habitación será geométrica regular.
-      - La altura mínima del suelo a la poyata de la ventana será de 1,50 metros (poyata: superficie de apoyo en ventana)
-         - La altura y anchura de las ventanas serán 1/6 de la superficie el aula.
-         - Pintura de techos y paredes lavables y de colores claros.
-         - El suelo debe ser de material impermeable y superficie continua.
-         - Ventilación de 1/5 de la superficie en planta como mínimo.
-         - Iluminación natural o semidirecta con intensidad entre 150 y 330 luxes.
-         - Temperatura de las dependencias entre 20º y 21º.
-      - Hasta los 1,20 metros de altura habrá una zona de seguridad, donde se excluirá la presencia de salientes puntiagudos, cristales grandes que no sean de seguridad, plantas peligrosas y cualquier otro posible agente traumatizante, cáustico o tóxico.
-         - Los ángulos de las puertas tendrán una protección antipellizcamiento de los dedos.
-     - Las ventanas tendrán cerraduras de seguridad y estarán dispuestas de manera que los niños no puedan encaramarse.

Los dormitorios tendrán las siguientes características:

-         - Provistos de luz penumbra.
-         - 5 o 6 metros cúbicos por niño de edificación.
-         - Temperatura de 18º a 20º.
-         - Sistema de ventilación exterior permanente y regulable.
-         - Camas de superficie plana y dura. En las camas con barandillas la separación entre barrotes será inferior a 10 centímetros. El plano de soporte del colchón no dejará vacíos peligrosos y el listón horizontal inferior de la barandilla quedará por debajo del colchón. La altura de la barandilla será como mínimo de 70 centímetros.
-         - Se prohíbe el uso de redes techo.

Los aseos o servicios higiénicos tendrán las siguientes características:

-         - Piezas sanitarias proporcionadas a las edades de los niños.
-         - Un inodoro y un lavabo por cada doce niños.
-         - Paredes alicatadas hasta el techo.
-         - Piso continuo, lavable y baldeable.
-         - Existirá por lo menos un baño.
-         - Los útiles de aseo (toallas, esponjas, etc) serán individuales  desechables.

Otras características a tener en cuenta:
-       
           -   En cocinas y comedores el mobiliario se ajustará a las medidas antropométricas de los niños. Cada niño dispondrá de vajilla y cubiertos para su uso exclusivo.
-         - Si se presta servicio de alimentación a lactantes existirá un espacio en la cocina destinado a la preparación, conservación y desinfección de los biberones.
-         - Todo centro tendrá patio de recreo de al menos 75 metros cuadrados teniendo cada niño al menos cuatro metros cuadrados para su uso. El patio estará convenientemente aislado de la vía pública y provisto de un cerramiento adecuado que evite los accidentes.
-         - Se instalará un vestuario independientemente del resto de las instalaciones de 10 metros cuadrados como mínimo. Dispondrá de una pica y una repisa a 80-85 centímetros de altura. La repisa será de mármol u otro material no poroso, liso y fácilmente lavable, dotada de un reborde anticaídas con una profundidad de 50-60 centímetros. Habrá armarios individuales para la ropa limpia de cada niño.
-         - Existirá una dependencia donde pueda aislarse a los niños cuando presenten síntomas de enfermedad, en espera de que les recojan sus padres (enfermería).
-         - Existirá un botiquín fuera del alcance de los niños a una altura mínima de 1,20 metros y debidamente cerrado.
-         - Mobiliario de superficie no porosa, inastillable, con los bordes romos, ángulos redondeados y sin salientes traumatizantes. Juguetes atraumáticos, inastillables, atóxicos, lavables e intragables.
-         - Está prohibida la existencia de piscinas ya sean construidas o portátiles.
-         - Existirá para uso del personal un servicio higiénico con lavabo, inodoro y ducha para cada sexo, con las paredes alicatadas hasta el techo y el suelo de material impermeable.
-         - Debe existir suministro de agua potable procedente del abastecimiento público por toma directa.
-         - Se prohíbe la existencia de pozos negros.

Con todo no debemos olvidarnos que lo más importante son los niños y tanto la edificación como el personal debe adaptarse a ellos, no al revés. Colocaremos una decoración rica en imágenes infantiles cálidas y dulces. Cuidemos los detalles al máximo: la sala de psicomotricidad, la de descanso con cunas, la sala o espacio de juegos (donde es bueno diferenciar espacios: rincón de la casita, rincón de la pintura, rincón de cuentos, etc.)

Ideal tener un jardín o terraza donde ubicar algunos animales y plantas y si no hay posibilidad (por ejemplo si tenemos la guardería en un local de una edificación) pues incluir en la sala de juegos el rincón de la Naturaleza con alguna pecera, tortugas, plantas con las que los infantes puedan aprender el cuidado que requiere la naturaleza y la belleza e importancia de la misma. En este sentido si tendremos que tener cuidado con las alergias que puedan producir algunas flores…

Está muy de moda utilizar el Feng Shui como filosofía para armonizar los espacios dentro de la guardería pudiendo adquirir esta filosofía como estilo decorativo solamente en unas salas o en todos los espacios.

Primordial: tener cuidado con escalones, zócalos, salientes en general donde los infantes puedan tropezar o hacerse daño. Colocaremos pavimentos continuos donde podamos y puertas de seguridad a la entrada o salida de las escaleras para que no accedan de forma que se vean obligados a subir o bajar con un adulto.

Introducir actividades con adultos, en concreto con mayores, es muy bueno para los niños porque aprenden a respetar y a escuchar, además del bien que se le hace también a nuestros mayores. El servicio que prestan estos será de incalculable valor para ellos y para los infantes.

Este es el final de este artículo que me ha salido un poco largo… ¡¡Y la de cosas que faltan por poner!! Pero si has llegado hasta estas líneas, estimado lector, es que del todo mal no lo he hecho.


Un saludo y muchas gracias.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ampliación de vivienda con Muros de Carga.

El Mega Voladizo de Singapur